EL PODER DE LA ORACION



El mundo a tu alrededor puede ser cambiado por la oración. Dios no concibe la oración como un rito, sino como un diálogo afectuoso entre Padre e Hijo. La Biblia dice que Jesús es nuestro mediador. Nadie viene al padre si no por él. 

Cuando oramos Dios resolver nuestros problemas, responder a nuestros interrogantes, aliviar nuestras penas, consuela nuestra desazón, proporciona alegría, y muchísimo más. 

Tú puedes experimentar hoy el poder milagroso que obra en tu vida cuando Dios te da soluciones a tus problemas, valor y fuerza para enfrentar la adversidad, al igual que paz mental, curación, perdón, amor y ánimo. Jesus te dice: «Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar. 

Llevad Mi yugo sobre vosotros y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas: porque Mi yugo es fácil y ligera Mi carga.»  Mateo 11:28-30 «Todo lo que pidáis en oración, creyendo, lo recibiréis.»   Mateo 21:22 «Si permanecéis en Mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis y os será hecho.» Juan 15:7