DIOS SERA TU OASIS EN EL DESIERTO Y TU FORTALEZA EN LA DEBILIDAD

 

 

Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!”